El misterio de los gestos simples

En la página web principal del Centro Verbita de Espiritualidad y asesoramiento Atma-Darshan se colocó la inscripción „Dios no tiene religión.” El autor de estas palabras es Mahatma Gandhi († 1948). Este carismático líder de la India, quería decir que las religiones son sólo medias verdades, y sabemos que la verdadera religión conocemos mirando en el fondo de corazón.

Por un lado, M. Gandhi tenía razón. La religión sin espiritualidad se reduce a un ritual vacío. Por otro lado, es difícil de imaginar el culto religioso sin una organización, que se expresa en los signos y las estructuras externas. Los misioneros Verbitas hoy están tratando de deshacerse de las manifestaciones externas de pertenecer a una organización religiosa, tratándolas como un lastre innecesario. En sotana salimos sólo en una gran fiesta, y en algunas Provincias vestirse en alzacuello (clergyman), induce una sonrisa irónica en los rostros de cohermanos.

Desde hace algún tiempo, los cambios están en marcha. En el orden litúrgico pre-conciliar, tanto el sacerdote y los fieles, miraban a la misma dirección. Con el fin de profundizar en el sentido de la comunidad, el Vaticano II ha modificado, dando la vuelta al sacerdote „de cara al pueblo”. Padres conciliares han ido aún más adelante, e introdujeron la celebración común de la Misa por dos o más sacerdotes. Pronto se hizo evidente que las divisiones y la alienación empujadas a la fuerza por la entrada principal del edificio de la iglesia, vuelven a través de la puerta de atrás. En muchas comunidades Verbitas en el mundo no hay una concelebración. En el presbiterio se mantuvo un sacerdote raramente vestido con alba y estola, y el resto de los cohermanos, vestidos con camisetas o chompas, sentados en los bancos, y luego todos, hermanos y padres, acercándose en procesión al altar, para comulgar en el altar. Este cambio aparentemente pequeño en la liturgia, probablemente introducida con el pretexto de no dividir la comunidad, tiene sus consecuencias de largo alcance. Según la antigua ley cristiana lex orandi lex credendi, la liturgia es una forma de expresión de la fe y, por tanto, esta forma no puede ser separada de la sustancia de la fe. La Eucaristía es un don para los creyentes, pero sobre todo es don del Hijo eterno del Padre (San Juan Pablo II, Ecclesia de Eucharistia, 13). El gesto sencillo y humilde de tomar la Comunión de las manos del sacerdote, perfectamente simboliza el hecho de que recibimos a Cristo a través del ministerio de la Iglesia.

priest-communion-1

Cada persona en la liturgia tiene su significado profundo, pero su carencia también. El Papa Benedicto XVI, incluso antes de ser elegido la Cátedra de Pedro, en „Espíritu de la liturgia” (2000) escribió, que el sacramento de la Eucaristía es un espacio y el tiempo en el que el Logos en el hombre y verdadero Incarnatus Logos – el Hijo de Dios, se juntan. Dios viene a nosotros desde el exterior, como un regalo. Logos ya no es sólo una idea, fuera de las cosas existentes, sino que él mismo entró en el cuerpo y se ha encarnado. A través de los simples y universales gestos del sacerdote, en su significado, entramos en el misterio más profundo de Dios, que viene a nosotros en la especie del pan y nos transforma. La ignorancia en el campo de la liturgia y quitarse por sí mismo las oportunidades diarias para contemplar el misterio de la Eucaristía como don, conduce a los cohermanos al desierto espiritual y los debilita el espíritu misionero.

Del mismo modo ocurre en todos los demás ámbitos de la vida. La falta de comprensión de los mecanismos simples, los cuales por ejemplo, gobiernan la acción humana en la esfera económica, contribuye al hecho de que para muchos economistas y políticos, los argumentos a favor al socialismo siguen siendo interesantes. Ludwig von Mises († 1973), economista y filósofo austríaco, a principios del siglo pasado demostró de manera concluyente que el socialismo es, literalmente, „imposible”. En todos sistemas sociales se puede determinar fácilmente qué tipo y qué cantidad de bienes de consumo hay que producir. El problema económico es, sin embargo, para determinar el uso más beneficioso de estos medios de producción. Para solucionar este problema, es necesario el cálculo económico, que sólo se puede hacer utilizando el precio establecido en la producción de estos bienes en una sociedad basada en la propiedad privada de los medios de producción para el mercado. Privando a la propiedad privada, como parte del cálculo económico bajo el disfraz de la introducción de la justicia social, se llevará todas las naciones al mal camino.

¿Cuál es la diferencia entre los socialistas y los Verbitas? Resulta que pequeña. Algunas personas no pueden entender los mecanismos básicos que rigen la economía, mientras que otros tienen un problema con la religión. Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y los países del bloque del Este se derrumbó, según predijo el Mises, y los misioneros Verbitas están experimentando hoy en día una gran crisis espiritual.

Traducción: P. Mariusz Mielczarek SVD

—————

Komunikaty SVD, Junio 2016, p. 19-20.

Dodaj komentarz

Twój adres email nie zostanie opublikowany. Pola, których wypełnienie jest wymagane, są oznaczone symbolem *

Scroll to top